A la hora de elegir las zapatillas para andar para mujer hay que tener en cuenta algunos aspectos como la flexibilidad, la ventilación y en menor medida, la amortiguación. Esto se debe a que se suelen usar para largas caminatas con pocos movimientos bruscos, pero de mucha duración.