¿Qué es el drop en las zapatillas de running?

que es el drop en las zapatillas de running

Cada vez es más habitual que los corredores actuales busquen un equipamiento más adaptado a si mismos. Esto ocurre con las zapatillas para correr, en las que se busca una serie de características. Una de ellas que se ha vuelto cada vez más conocida es el drop.

Pero, ¿qué es el drop? ¿realmente es importante a la hora de elegir unas zapatillas de running?

Como definición, el drop es la diferencia de altura entre la parte delantera y la posterior de la zapatilla.

Entonces, en función de esa diferencia de altura, podemos encontrar varios tipos de zapatillas en función del drop, que podemos clasificar en tres grupos.

Tipos de zapatillas para correr según su drop

Drop bajo: menos de 4 mm

Aquí englobamos todas las zapatillas con un drop de menos de 4 milímetros. Estas zapatillas son calificadas como minimalistas, ya que son lo que más se parece a un corredor descalzo. Con este tipo de drop se tiene una mayor sensación del terreno, pero es importante tener una buena técnica de carrera para utilizarlas.

Drop medio: de 4 a 8 mm

En este bloque tenemos las zapatillas cuyo drop está entre los 4 y lo 8 milímetros. Este rango de zapatillas favorece la transición de pisada y se les llama también zapatillas mixtas. Las zapatillas con drop medio permiten a corredores con una técnica de carrera depurada reducir sus tiempos, por lo que son usadas en competiciones de velocidad.

Drop alto: más de 8 mm

Por último, tenemos zapatillas con un drop mayor a 8 milímetros. Estas zapatillas proporcionan una mayor sensación de amortiguación ayudando al aterrizaje del talón. Estas zapatillas son las más utilizadas para entrenamientos debido a la amortiguación que acabamos de mencionar.

La influencia del drop de una zapatilla al correr

Como hemos visto, el drop de unas zapatillas de running es importante ya que afectará a la forma en que pisamos al correr. Con un menor drop, nuestra pisada se hará más con el antepié o la parte media en vez de con el talón. Es importante que nuestra musculatura y nuestra técnica de carrera sean las adecuadas para ello.

Para un corredor que no esté preparado, no es una buena idea pasar a unas zapatillas de drop bajo, ya que esto puede llevarnos a lesiones.

Es recomendable, antes de llegar a un drop bajo, pasar por un drop medio para acostumbrar nuestro cuerpo y depurar nuestra técnica de carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.